“Mamá te voy a demandar” por Fernando Santacruz

Emoé de la Parra

Emoé de la Parra

Emoé de la Parra y Alpha Acosta, llegan al Foro Lucerna bajo la dirección de Gema Aparicio, para dejarnos vivir junto a ellas la complejidad de las relación entre una hija y su madre…

 

MAMÁ, TE VOY A DEMANDAR; Una comedia que celebra las relaciones madre-hija en toda su complejidad e indaga en las razones por las que dos mujeres tan cercanas, las mejores amigas, tienen dificultades para comprenderse. Quizás es un asunto de generación, especialmente cuando la mamá fue hippie, partidaria del amor libre y revolucionaria, mientras que la hija es de esta época en la que es difícil triunfar y hacerse lugar en un mundo en que lo material y el éxito parecen ser lo más importante.

Reseña completa…

Al entrar te encuentras con una escenografía circular con un gran signo de amor y pazque enmarca el espacio y una pintura al óleo aún sin terminar…

En primera instancia surge la frase Mamá, te voy a demandar… que buena frase ¿No? Una frase fuerte, directa y al mismo tiempo sumamente confusa; definitivamente es un tema que nos causa morbo, ya que no concibes como una persona quiera demandar al ser que le dio la vida, y empiezan nuestros juicios de valor, en otras palabras nos brinca el escapulario.

¿Quien de ustedes alguna vez a criticado la forma de educar de sus padres? Se que no debemos suponer como nos lo indican “los cuatro acuerdos” de Miguel Ángel Ruiz Macías; pero es casi un hecho que todos responderán que si, ya que la gran parte de nuestras vida la pasamos peleando con nuestros padres pese al gran amor que nos tenemos en común, la discusión es un tema de todos los días.

¿A quien de ustedes no les habría encantado ser educado por una mamá liberal completamente hippie? Y arranco con esas dos preguntas porque son parte fundamental del texto del dramaturgo Alberto Castillo; quien fundamenta el titulo de esta obra básicamente en esto, que tanta responsabilidad hay en nuestros padres sobre nosotros, que tanto nos ayuda o afecta el comportamiento y la manera de pensar de nuestros padre en nuestra edad adulta.

Alpha Acosta visita al psicoanalista donde nos deja ver y un poco comprender el origen de todos los males, ser la hija de una mujer hippie; que calamidad, lo que todos concebimos como un gran sueño, ser criados por una mujer libre, sin ataduras, que no siga las reglas sociales, donde nos hablen de sexo a corta edad y entendían que es solo una necesidad del cuerpo, donde el rock y el LCD fueran parte de nuestras vivencias juveniles, y resulta que toda esta belleza es el problema.

Mamá, te voy a demandar es un viaje entre el presente y el pasado donde la madre le cuenta todas las anécdotas a su hija, sus vivencias y ella entusiasta las escucha con atención ya que solo espera encontrar el rostro de su padre en alguna de ella, ella participa casi siempre termina las oraciones o le hace preguntas que la lleven a descubrir el rostro de ese personaje que ha dejado en ella una huella de abandono.

Si abordan esta temática es casi imposible no tocar el tema de la adolescencia y el terrible conflicto de una madre liberal, ¿Ella es únicamente la madre o también es la mejor amiga de su hija? y como no serlo si es la persona que mas la conoce y con quien mas convive, Emoé de la Parra creyó haber criado a una nueva mujer sin miedos, sin traumas, sin ataduras morales, sin atavismos, así evitarte el dolor de la culpa; Aun que nada de esto le garantizo que estaría conforme con el resultado. Los sueños y las expectativas de los padres para con sus hijos no siempre resultan ser lo que esperaban, ya que ni a los hijos les das todo lo que piden para vivir sin complejos, ni a los padres les das todo lo que necesitan para vivir orgullosos, esto es algo que deberíamos aprender dejar de poner nuestros sueños en manos de otros aun que sean nuestra propia sangre.

La temática del montaje como lo podrán ver es interesante y logra que el publico se cuestione sobre las relaciones entre los hijos y sus padres, súper recomendable para ir a verla con tu mamá y así aprovechan para liberar uno que otro de sus monstruos

Lo no tan bueno, en algunas ocasiones el cambio entre un acto y otro es un poco confuso, hay algunas pausas innecesarias y no hay cambio en las entonación ni en las voces que ayude al publico a diferenciar entre pasado y presente.

 Para ver el artículo original da click en la imagen, o aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: