Regresa Emoé de la Parra al teatro y dará nueva vida a “Sra. Klein”

Emoé de la Parra en Círculo Teatral con Sra Klein

Emoé de la Parra en Círculo Teatral con Sra Klein

Al lado de Paola Izquierdo y Alejandra Maldonado, indagará en los alcances de la rivalidad entre mujeres

Reunidas por la magia del teatro y la energía poderosa que emana de “Sra. Klein”, las actrices Emoé de la Parra, Paola Izquierdo y Alejandra Maldonado sumarán talento para reponer este montaje en la cartelera mexicana, luego de que hace 25 años fuera traída con éxito por el maestro polaco Ludwik Margules (1933-2006).

Bajo la dirección de De la Parra, la obra retoma el clásico del británico Nicholas Wright para revisitar la relación de Melanie Klein, una mujer controvertida y hasta cruel, precursora del psicoanálisis infantil, con su hija Melitta (Paola Izquierdo) y la alemana Paula Heimann (Alejandra Maldonado), ambas también psicoanalistas.

Son tres personalidades muy fuertes en escena, que más allá de lo teórico sobre el psicoanálisis, se asoma a las dificultades de las relaciones humanas, a partir de las tensiones que puede haber entre una madre y una hija, o entre una maestra y su discípula, comenta De la Parra, quien fue impactada por la puesta de Margules y desde entonces supo que en algún momento tendría que hacerla.

“Hace unos 15 años intenté montarla, estuve en pláticas con un director pero no se concretó; fue hasta hace dos años que la retomé y decidí que también la podía dirigir”, añade la también actriz, quien eligió a Paola y a Alejandra como compañeras de este viaje, luego de coincidir con ellas en “Réquiem”. “Me gustaron como personas y como actrices”, explica.

La historia está ubicada en Londres, en 1934, y se centra en el momento en que Melanie está a punto de partir a Budapest al funeral de su hijo, cuando aparece Paula una joven colega y Melitta, la hija de Klein, y se enfrascan en una lucha verbal sin cuartel, en torno a una aterradora cuestión:

¿Fue la señora Klein una madre devota o un monstruo que utilizó sus habilidades psicoanalíticas hasta el punto de arrastrar a su hijo al suicidio?, dando como resultado, un cuestionamiento humano profundo y desgarrador.

Sobre su trabajo en la dirección, Emoé considera que está haciendo una labor limpia, clara, que deja como una arena libre para este enfrentamiento verbal que ocurre entre estas tres mujeres que de algún modo se quieren pero que incluso llegan a la crueldad para herirse.

Como directora, abunda, le gusta preguntarse y dejar en el espectador la inquietud de si el autor está haciendo un homenaje a la Sra. Klein, o más bien es un juicio moral, porque cuesta saber qué tan bien parado queda el personaje, una genial teórica y practicante del psicoanálisis, con otras facetas que rayan en la crueldad.

Paola Izquierdo, a quien se recuerda por su participación en “De príncipes, princesas y otros bichos”, está complacida con el reto actoral que ha caído en sus manos, debido a que pocas veces tiene oportunidad de hacer drama, y ello, reconoce, ha exigido un trabajo diferente, sin embargo, está muy contenta con la experiencia, porque ha sido muy gozosa.

La también dramaturga se considera además afortunada de poder participar en un montaje que, de entrada, tiene previstas casi 50 funciones, y sobre todo por el aprendizaje y la generosidad que ha encontrado en el equipo de trabajo, donde todos participan y enriquecen la producción.

“Creo –comenta- que el trabajo que está haciendo Emoé es muy bueno, porque aunque es un melodrama, que implica ahondar en los sentimientos de los personajes, el proceso ha sido muy lúdico y ha permitido que las actrices salgamos ilesas, con el texto comprendido en varios niveles, sin acabar devastadas, como ocurre en otras producciones”.

Y es que es una obra muy fuerte, que aborda la ruptura definitiva entre una madre y su hija y cómo este proceso, entre dos personas que tienen como profesión el psicoanálisis, resulta devastador para ambas, pues su disciplina acaba siendo un arma de destrucción poderosísima, considera Izquierdo, quien admite que aunque en la vida ha padecido algunas rupturas, no imagina lo doloroso que sería tener una con su madre.

También emocionada con el próximo estreno de la obra, Alejandra Maldonado se refiere a éste como un afortunado proyecto que llega a su vida en un momento en que recién tomó un seminario sobre psicoanálisis y teatralidad, lo que le ha ayudado a crear su personaje con relativa facilidad.

Es una obra, añade, que afronta con un doble interés, primero en el sentido personal, por el reto actoral que representa recrear un personaje como Heimann, tan rico en matices, y en lo coloctivo, por la posibilidad de traer a la escena mexicana un texto tan maravilloso como el de este británico, y trasladarlo a nuestra idiosincrasia.

“Sra. Klein”, con diseño de escenografía a cargo de Jorge Carrera y la Iluminación de Jorge Ramírez, tendrá funciones los sábados, domingos y lunes, a partir del 19 de septiembre y hasta el 7 de diciembre, en el Círculo Teatral (Veracruz 107, col. Condesa) donde, confían las actrices, podrían regresar en enero.

Temporada en el Círculo Teatral a partir del 19 de septiembre

Para mayor información, da click en la imagen o aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: