Recuerdan a Yolanda Vargas Dulché como una mujer polifacética

Emoé de la Parra, Crystal de la Parra, Idar de la Parra, Manelick de la Parra

Emoé de la Parra, Crystal de la Parra, Idar de la Parra, Manelick de la Parra

Como una mujer polifacética, poseedora de una imaginación que no tenía límites, cuyo legado se mantiene vigente en el imaginario popular y a través de los personajes que creó, fue recordada por sus hijos la escritora mexicana Yolanda Vargas Dulché (1919-1999), en el Museo de Arte Popular (MAP) de esta ciudad.

En una mesa titulada “Yolanda Vargas Dulché. Escritora del pueblo y madre de familia”, en la que participaron sus hijos Emoé, Manelick, Idar y Crystal de la Parra, así como el crítico de televisión Álvaro Cueva, se destacó la capacidad de Vargas Dulché para contar cuentos y crear singulares personajes.

Mi madre fue una mujer absorta en la pintura, arrebatada por la música y preocupada por sus hijos, dominada por sus personajes, una amante de la mecánica que la llevó a manejar una computadora mucho antes que sus contemporáneos, por ejemplo” , expresó Emoé de la Parra.

Apuntó que la autora de telenovelas e historietas como “El pecado de Oyuki”, “Yesenia”, “María Isabel” y “Memín Pinguín”, sigue viva en el imaginario popular y en el corazón de quienes la conocieron, personalmente o através de su obra.

Por su parte, Manelick de la Parra sostuvo que su madre lo acompaña en todo momento, “como pequeño fantasma, fue una persona que conquistó los corazones de millones de personas de diversos países y a todos los que la conocimos nos dejó fascinados“.

Mi madre logró hacer cosas mágicas, hay un libro de recetas escrito por ella, organizaba viajes, le daba tiempo de tocar el acordeón y pintaba, tenía siempre hambre de conocer, por eso se fue a vivir a Inglaterra, un lugar donde nadie sabía quien era, siempre estaba feliz“, compartió Idar de la Parra.

Crystal de la Parra recordó la capacidad de su madre para contar cuentos, que no estaban escritos, sino que simplemente salían de su imaginación, “nos inculcó la fantasía en cada uno de nosotros, y creo que todos los que han leído su obra sabrán de eso“.

En su oportunidad, Álvaro Cueva señaló que Vargas Dulché fue una mujer muy fuerte y cariñosa, “en la televisión la gente tiende a ser muy altanera, ella no era así, saludaba a todos de la misma manera, desde la señora que barría hasta el más alto ejecutivo“.

Yolanda Vargas Dulché publicó más de 60 creaciones en México y muchas en otros lugares del mundo, como Indonesia, China, Japón, Italia, Colombia, Estados Unidos y Filipinas.

Logró equilibrar sus deberes de ama de casa, las labores maternales y conyugales, además de su trabajo; escribir siempre, tener cada semana un argumento. Fueron casi 40 años de trabajo ininterrumpido, casada y con hijos o embarazada o con el recién nacido, ella seguía escribiendo.

A manera de homenaje, el Museo de Arte Popular inauguró en noviembre pasado la exposición “Yolanda Vargas Dulché, contadora de historias”, que estará abierta al público hasta marzo próximo para mostrar imágenes, videos y objetos que dan cuenta de su paso por la radio, la música, la historieta y las telenovelas.

 

 

 

 

Anuncios

Un Comentario

  1. me gusta mucho yolanda vargas dulche porque la telenovela rubi es muy guapa y muy emocionante

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: