Dan visión irónica sobre la muerte [Réquiem]

 

Emoé de la Parra

PorJulieta Riveroll
Cuando estaba enfermo de cáncer, Hanoch Levin (1943-1999), considerado el dramaturgo más sobresaliente de Israel, escribió su penúltima obra teatral y no es casual que la haya titulado Réquiem. En ella plasma una visión irónica de lamuerte, pero exenta de nostalgia y arrepentimiento.”Palpita en la obra la reflexión de alguien que tiene una consciencia fuerte de lo que está hablando. Levin tiene una visión honesta, muy de frente, muy valiente de lamuerte”, consideró Enrique Singer, quien lleva a escena el texto, cuyos personajes están basados en tres cuentos de Chéjov.

Autor controvertido, Levin inició su carrera como dramaturgo con la escritura de sátiras políticas, en las que llegó a cuestionar al ejército israelí en conflictos bélicos como la Guerra de los Seis Días. Réquiem, sin embargo, se aboca a la condición humana.

“En este caso no hay nada que censurarle más que la cantidad de dolor que pone en escena y cómo se ríe de él. Hace que los personajes mueran con una mueca burlona de lo que fue la vida”, opinó el creador del montaje que se estrena en el Teatro Julio Castillo el jueves 22 de noviembre.

La historia es lineal y ocurre en un camino ubicado entre dos ciudades, París y Shanghai, donde se encuentran dos viejos, la madre de un bebé que agoniza y el conductor de una carreta, cuyo hijo murió hace dos semanas y no tiene con quién compartir su pena.

“Todos los personajes de esta obra son miserables, enfrentan situaciones extremas y están buscando a un doctor para aferrarse a la vida, pero el doctor es un ser amargado que no puede defender al ser humano frente a la muerte”, explicó el también titular de la Dirección de Teatro de la UNAM.

Réquiem, dijo, posee la visión chejoviana de que la naturaleza está siempre presente, pero en contraposición a los seres humanos, quienes están solos, doliéndose de su condición y su destino.

En esta obra, Levin se nutre de dos grandes teóricos teatrales del siglo 20: Bertolt Brecht y Peter Brook. Del alemán retoma el efecto de distanciamiento para que el público no sienta empatía por los personajes.

“No es un melodrama, por lo que en ningún momento el espectador debe sentir compasión por esos personajes, en todo caso siente compasión por sí mismo. A Brecht le interesa propiciar una reflexión sobre la sociedad y a Levin le interesa reflexionar sobre la vida”, aclaró Singer.

El israelí se vale de la estética teatral de Brook para relatar un cuento elemental a través de trazos casi infantiles, eliminando todo lo superfluo para dejar lo esencial.

“Es la propuesta más interactiva que existe porque provoca que el espectador complete en su cabeza el mundo que se recrea en el escenario. Nos recuerda que el teatro es esencialmente imaginación”.

No hay más escenografía que el camino y la iluminación y otros elementos de la mecánica teatral están a la vista del público con un doble propósito: dar una sensación de lo salvaje y recordarle a la audiencia que está viendo teatro.

“La música se creó al mismo tiempo que el montaje. Dos violinistas interpretan en vivo la partitura, que en algunos casos propone atmósferas y, en otros, acompaña emotivamente la obra”.

El vestuario, diseñado por Mario Marín, tiene algo de oriental y algo de occidental, es una mezcla de culturas que refleja la pobreza, comentó Singer sobre esta obra que Moisés Zukerman tradujo por primera vez al español.

Zukerman logró coproducir Réquiem, junto con el Instituto Nacional de Bellas Artes y el FONCA, gracias al Estímulo Fiscal al Teatro (Efiteatro), con el que obtuvo poco más de un millón de pesos.

Tome nota

Qué

“Réquiem”

Quiénes

Los actores Emoé de la Parra, Miguel Flores, Haydeé Boetto, Harif Ovalle, Arturo Reyes, Georgina Tábora, Rodolfo Nevárez, Alejandra Maldonado, Américo del Río, Carlos Orozco

Dónde y Cuándo

Teatro Julio Castillo del Centro Cultural del Bosque (atrás del Auditorio Nacional)

Del 22 de noviembre al 16 de diciembre. Jueves y viernes 20:00 horas, sábados 19:00 horas y domingos 18:00 horas

Así lo dijo

“Los personajes plantean que la muerte nos libera de la carga de la vida. Es cierto que nos aferramos como sanguijuelas, pero en el fondo nos da satisfacción que exista la muerte”.

Enrique Singer.

Director de Escena

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: