Semblanza

Emoe de la Parra Vargas Dulché

Nací en la ciudad de México el 16 de junio de 1951. Soy licenciada en filosofía por la UNAM y tengo estudios de posgrado en la misma, así como en la Sorbonne de París y en Oxford, Inglaterra.

Desde 1980 he sido docente en la UNAM e imparto el curso de Teoría de conocimiento desde 1989 de manera ininterrumpida. Domino el inglés y el francés y tengo una competencia media en alemán. Desde muy joven me interesé en la carrera teatral y obtuve reconocimientos y premios en el rubro de “declamación”.

Posteriormente estudié teatro en diversas instituciones con destacados maestros como Enrique Atonal, Héctor Mendoza, Kasuya Sakai, Alfredo Gurrola, Julio Castillo, Margie Bermejo, Luis de Tavira y Ludwik Margules. También me formé en el extranjero en el Mount View Theatre School de Londres, en el Atelier de Theatre d’Aujourd’hui en París y en el Odin Teatret y  el International School of Theatre Anthropology (ISTA) trabajando directamente con Eugenio Barba. Fui finalista en la Royal Academy of Dramatic Art (RADA) de Inglaterra.

Mi carrera como actriz incluye numerosas obras de teatro y participaciones en programas y series televisivas. En este rubro he obtenido varios premios entre los que destacan en 1972 el del Canal 11 como mejor actriz amateur, la nominación para revelación femenina del año 1988 por Noches blancas de la Asociación de Críticos Mexicanos (AMCT), la nominación a la mejor monologuista femenina por Emily en 1998 (AMCT) y el premio María Douglas como mejor actriz de monólogo en 1999 por Primer Amor (AMCT). Como directora de teatro también recibí el premio Salvador Novo (UCCT) de revelación en dirección en 1994 por la obra Hace tiempo (Viejos tiempos) de Harold Pinter.

Entre mis experiencias más importantes destacan mi labor como asistente de dirección de Manuel Montoro y de Ludwik Margules, mi presencia constante en los escenarios con los monólogos Emily y Primer amor (con repetidas, exitosas y largas temporadas en distintos foros), mi función de productora en múltiples proyectos  y mi experiencia como adaptadora, guionista y ensayista de teatro. En esto último influyó, seguramente, la guía y retroalimentación que recibí de una de las más importantes historitistas y guionistas del país, mi madre Yolanda Vargas Dulché.

Considero que tengo una sólida formación, una carrera brillante, habilidades técnicas múltiples y gran versatilidad. Entre mis experiencias más caras y fructíferas deseo señalar, por último, mi papel de madre de dos brillantes jóvenes.

About these ads
%d personas les gusta esto: